Chawamanku
Tipologia:
Lodge Comunitario

Materiales: 


Arquitectos:
Caá Porá, Juan Francisco Perez, Juan Diego Lopez


El hotel de la comunidad Chawamanku se ha diseñado partiendo de un concepto muy simple: la contemplación del contexto natural de una forma personal y pacifica. Se ha buscado la creación de espacios de paz dentro de la selva amazónica con varias estrategias arquitectónicas, particularmente la de entremezclar la vegetación natural y la edificaciones propuestas de una forma orgánica que beneficie la comodidad de los turistas que lleguen a descansar en este hotel. Esta mezcla de espacios abiertos, filtros construidos y vegetales, y un uso constante de pabellones puntualmente conectados no solo permite la posibilidad de permanecer rodeado por el bosque pero también evita la agrupación obligatoria de visitantes, facilita la limpieza organizada de los espacios con mínima afectación a la experiencia de los turistas y permite la presencia de forma poca invasiva de espacios de sanitización que serán tan importantes el sector hotelero después de la crisis de salud del 2020.

El hotel se ha organizado a lo largo del estero que se encuentra en el territorio que provee un claro natural en el bosque permitiendo la construcción segura y evitando el riesgo de caída de arboles maduros. Al ser un destino mas de turismo de reposo y no aventura, el diseño del hotel se enfoca en cabañas privadas, una zona comunal amplia con áreas de lectura y proyección audiovisual, un spa dentro del bosque con cuartos de sanación holística y una variedad de senderos que aprovechan del extenso territorio conservado para el proyecto. Estos senderos llevan a pabellones de contemplación dentro del proyecto algunos construidos, como el pabellón de contemplación que se ubica en una pequeña isla encontrada en el estero, y otros simples claros en el bosque que se definirán por sus calidades naturales. Se ha pensado estas actividades y forma de organización para estadías de dos a tres días con la posibilidad de permanecer mas tiempo en comodidad para visitas mas largas.



Cabaña :

La cabaña se ha pensado como un espacio cómodo, variado y a la vez fotogénico. En vista de la necesidad de sobresalir en la constante competencia que caracteriza el sector turístico se propone una cabaña que resalta la experiencia única de estar y dormir en el bosque amazonico. A primera vista la cabaña tiene algunas características que sobresalen: la materialidad translucida de sus techos variados en forma, la composición de algunos pabellones de estancia, y su entre relación con el bosque que le rodea. Estos componentes son resultados de un análisis cuidadoso de las necesidades particulares de los visitantes a este hotel.

El techo translucido que asciende a alturas de hasta seis metros y medio en punta se ha pensado como un lienzo el cual las sombras de los arboles pintaran un cuadro constantemente variado, permitiendo una forma de experiencia abstracta del bosque poco común. Estos techos, construidos usando una doble capa de fibra de vidrio exterior y una capa de malla al interior, permitirán un flujo natural de aire para mantener una temperatura interior cómoda usando estrategias pasivas. Además estos materiales permitirán una limpieza mas confiable en un espacio intimo que algunos de materiales naturales tradicionales de la arquitectura vernácula.

La cabaña consiste de tres pabellones unidos que cumplen con los requisitos especiales del hotel. El primer espacio de ingreso presenta un frente ancho que conserva la privacidad de los pabellones mas abiertos desde la caminería publica. Dentro de esta barra de ingreso se encuentra una estación de lavado de manos, botas de caucho y elementos usados en las caminatas por los senderos. También se incluye un asiento largo con ganchos superiores para colgar ponchos de lluvia y, respetando las actividades importantes espirituales que se dan en la comunidad, un pequeño espacio aislado al fondo con características de una pequeña capilla personal para contemplar a la naturaleza.

El primer pabellón se comunica con el espacio principal de la cabaña mediante un corredor que se abre a un lado a una especie de jardín forestal para la apreciación privada de cada huésped. Estos momentos inesperados le empiezan a convertir a la cabaña en un lugar que brinda mas que solo un techo debajo del cual dormir. La pequeña sala de estar cuenta con un mueble de sofá ancho que también puede ser utilizado como cama para un niño o tercera persona si se requiere. La sala y dormitorio cuentan cada una con un balcón pequeño sin techo y con un tragaluz de vidrio que permite la apreciación de las copas de los arboles durante el día.





Comedor e Ingreso del Hotel:

El ingreso del hotel de Chawamanku se caracteriza por una combinación entre la arquitectura cultural del lugar y algunos elementos con materiales modernos que complementan los techos tradicionales de paja. Se propone espacios abiertos a la naturaleza por su impacto visual y también por su beneficios saludables al tener una constante ventilación natural. Al igual que el resto del hotel se ha pensado el comedor como una serie de pabellones destinados a usos separados, unidos por caminerías cubiertas y también por áreas de vegetación. En el caso del edificio principal se ha incluido una plataforma grande externa debajo de las copas de arboles medianos que funciona como una sala de observación a la flora y fauna del lugar y también permite la expansión del comedor en días y noches de buen clima.

Tantos los ingresos y egresos de los turistas como los de los trabajadores tienen espacios de ingreso cubiertos en el cual se puede colgar botas, ponchos y mochilas que llegan ensuciados o mojados después de caminatas en el bosque. Estos espacios también cumplen el rol de filtrar y asegurar que las personas que ingresen hayan pasado por un proceso de verificación de salud y desinfección de la forma menos invasiva posible. Al ingresar al conjunto se ha intentado romper el esquema del atrio tradicional de recepción en el hotel y se ha propuesto que existan una variedad de áreas mas intimas de descanso tanto para grupos pequeños o medianos. Mediante el uso de pantallas como paredes en los espacios mas comunales se asegura la integración constante de la belleza natural del lugar.

El comedor se ha diseñado para permitir el distanciamiento entre mesas necesario y áreas de transito claramente marcados utilizando la estructura que apoya el techo. Siguiendo protocolos internacionales de turismo seguro no se ha incluido areas de buffet y la zona de pase de platos esta claramente definida y aislada del comedor. La cocina es amplia y cuenta con bodegas secas ventiladas y un cuarto frio amplio para asegurar la conservación de alimentos. La cocina de trabajadores también cuenta con una bodega separada y varias áreas para sentarse y mantener distanciamiento. Además se ha incluido un cuarto de almacenaje y desinfección.

Spa:


El spa, parecido al resto del hotel, se ha concebido como una serie de pabellones dentro de un jardín en el bosque. Al ingresar se tiene una amplia sala de recepción con dos espacios principales de atención y espera. También se podrá ofrecer a la venta los productos utilizados en los tratamientos del spa en esta área del conjunto.

La zona de atención se divide en dos pabellones cada uno con dos cuartos de tratamiento completos. Estos cuartos serán adecuados para tratamientos holísticos que incorporen productos de la selva. El circuito de atención a los visitantes se completa con un pabellón amplio de meditación con vista al bosque. Este ultimo pabellón también se podrá utilizar para ceremonias u otras actividades en grupo.

En el centro, escondido dentro de los jardines que dividen los pabellones, se encuentra la oficina, bodega y baño de los trabajadores del spa. Esta ubicación central permite el acceso rápido a cualquier zona del spa de una forma sutil e independiente al circuito del visitante.